Cómo controlar exitosamente la gestión de una empresa

En el ámbito empresarial, el control de la gestión se justifica por la necesidad de cumplir lo planeado y la ejecución eficiente y a tiempo de las actividades que son asignadas alrededor del plan.

El proceso de control implica definir una meta, medir el desempeño, comparar una meta con los resultados obtenidos y tomar las acciones correctivas; como resultado de este proceso se han desarrollado una serie de herramientas como los presupuestos, la definición de centros de responsabilidad, estructuración de costos estándares, entre otros.

Fuera de las tradicionales razones para su implementación, brindan los siguientes enfoques: visión integral de la empresa, visión a futuro, una manera de comunicar, monitorea la estrategia de forma sistemática y es una disciplina que no pretende ser superior a lo estratégico.

El control de la gestión de una empresa se puede generar gracias al modelo de la Excelencia Organizacional, el cual contempla los siguientes puntos:

  • En vez de hacer dos cosas regulares o malas, realiza una excepcionalmente bien.
  • Concreta objetivos, medidas o indicadores, metas y medios.
  • Alinea estratégicamente tus valores de manera horizontal (sincroniza los esfuerzos a lo largo de los procesos clave de la organización) y vertical (conexión entre la estrategia organizacional y el trabajo diario de los empleados).
  • Crea una cultura de ejecución, todos los individuos se verán impregnados de la forma de ser de la empresa.
  • Asegúrate de que exista agilidad organizacional en la estructura, los procesos críticos y las TI.
  • Analiza y refina todas las acciones con mediciones, metas y planes de acción específicos, alineada estratégicamente, con Ejecución impecable y una agilidad sorprendente.

 

FUENTE: El Equilibrio Perfecto