Aprovecha las ventajas del Insourcing

La situación actual del mercado ha orillado a las empresas a contratar servicios por fuera de su administración (Outsourcing) y contratar más personal, sin embargo una de las prácticas que actualmente se están realizando en algunas empresas con el fin de aprovechar el talento existente y reducir costes a largo plazo es el Insourcing.

El Insourcing o internalización hace referencia al hecho de que las empresas busquen entre sus empleados los candidatos para llenar vacantes disponibles o para completar un trabajo en vez de contratar a un proveedor externo.

A diferencia de la terciarización de servicios, el Insourcing agrega funciones adicionales a las responsabilidades de un grupo de personas, reduce el gasto de contratación de un proveedor de servicios y reduce el tiempo y dinero invertidos en la capacitación y acoplamiento de un nuevo recluta.

Las principales razones por las que tu empresa debe recurrir a la internalización son las siguientes:

  • El trabajo realizado in-house posee mayor velocidad de ejecución ya que el personal es más sensible y consciente de los requerimientos de los productos o servicios que ofreces con tu marca. Con el Outsourcing toma tiempo y dinero poner en contexto detallado sobre las necesidades del negocio y del cliente.
  • El Insourcing puede generar una elevación de los salarios, pero es una inversión que a mediado y a largo plazo resulta más barato que contratar consultores y/o proveedores externos, pasar por periodos de prueba y error y generar documentación a partir de este hecho.
  • Permite tener un mayor control y seguimiento sobre la productividad de la efectividad de los empleados y equipos.
  • Permite capacitar a los empleados a un nivel definido para que consigan metas mucho más específicas a partir de la especialización de sus habilidades.
  • Reduce la rotación del personal, se les hace partícipes de proyectos específicos y se conoce de manera íntima los problemas que suelen aparecer.

Resuelve problemas con el mejor capital humano que puedes encontrar: Tus propios empleados.

FUENTE: Alto Nivel